Estética

Estética

Aclarando conceptos

Antes de nada, conviene establecer una pequeña diferencia entre perder peso y perder grasa. La pérdida de peso tal y como la mayoría de la gente la concibe, es simplemente limitarse a reducir los números en la báscula, lo cual representa la suma de los kilogramos de todas las partes de nuestro cuerpo.

Sin embargo, si el programa de pérdida de peso se realiza de manera incorrecta (entrenamiento inadecuado, dietas excesivamente restrictivas, etc.), esta disminución de peso, además de una pérdida de grasa, que también la habrá, vendrá acompañada de una pérdida de músculo, agua e incluso densidad osea, lo que no resulta demasiado recomendable y además hará que esos kilos de los que nos hemos desecho se recuperen en poco tiempo.

En cambio, la pérdida de grasa es una reducción que bien planificada, se centra exclusivamente en disminuir la cantidad de grasa que almacenamos en nuestro cuerpo, para lo cual es necesario una dieta equilibrada y un entrenamiento adecuadamente planificado.

Cómo se puede apreciar en la imagen, a pesar de que en la foto de la derecha la chica pesa 6,5 Kg más, el cambio físico es más que notable, por lo tanto, el peso debe de ser interpretado como un dato más no como un objetivo a alcanzar, ya que por sí solo no indica nada.

¿Cómo se consigue esto?

Alimentación

En primer lugar, para disminuir tu % graso, es necesario un balance calórico negativo (Gastar más de lo que consumes), para lo cual existen 3 posibilidades:

  • Ingerir menos Kcal. de lo que gastas con una dieta hipocalórica, ya que, generalmente, la mayoría de la gente
    come demasiado y mal.
  • Gastar más de lo que ingieres con una alta actividad física diaria ya que, generalmente, la mayoría de la gente
    pasa demasiadas horas al día sentada.
  • Una combinación de las dos anteriores: la postura más inteligente y eficiente en un protocolo para perder grasa. Esta es la que desde Performance Training recomendamos y la que consideramos óptima a la hora de perder peso.

Entrenamiento

Uno de los principales problemas relacionados con el entrenamiento a la hora de perder peso es que al momento de ejercitarse, la mayoría de personas se enfoca demasiado en el cardio (¿Cuantas personas ves subidas en la cinta, elíptica, bici, etc. durante horas y sin embargo siguen igual?). Sin embargo, hay que tener en cuenta que el cardio “tradicional” no quema las suficientes calorías y además, cuanto más cardio realizemos, tu cuerpo de adapta a él, así que a la larga quemas menos calorías haciendo el mismo tipo de ejercicio.

Por lo tanto, lo ideal no es limitarse a realizar cardio, sino incluir también entrenamiento con pesas en el programa de pérdida de grasa. Además si incrementamos la masa muscular, el gasto calórico en reposo también se incrementará, por lo que posteriormente resultará mucho más fácil mantener esos kilogramos que hemos perdido.

Si queremos perder grasa sin disminuir nuestra masa muscular tenemos que tener en cuenta que el estímulo de entrenamiento primario necesario para mantener el músculo y este es mantener nuestros niveles actuales de fuerza.

¿Por qué no juzgas por ti mismo/a?

A continuación, puedes observar una parte de uno de nuestros programas. Esto forma parte del dossier que recibirás al contratar uno de nuestros programas online de entrenamiento personal.

Me interesa

¿Cómo puedo contratarlo?
Ir a la barra de herramientas